3 Cosas que pueden ocurrirte al crujirte los dedos




Lo cierto es que se trata de un tema controvertido que tiene muchas teorías que advierten de los efectos perjudiciales de su práctica y otras muchas que descartan las consecuencias para la salud. Sin embargo, en la práctica se ve que la gente que se cruje los nudillos pierde fuerza y se le suelen inflamar las articulaciones

«El que está habituado a hacerlo tiene que evitarlo porque no es bueno,» afirma Miguel Villafaina, presidente del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España. Aunque varios estudios demuestran que crujir los dedos no tiene ninguna relación con el desarrollo de artritis, deberíamos evitarlo.
Debes saber que no es una práctica recomendable para andar repitiéndola continuamente, sobre todo en niños. Normalmente, la gente que lo hace suelen ser los mismos que provocan la alteración de la articulación para después normalizarla.
La primera vez el cuerpo se siente bien y lo asimila como algo positivo. Pero la autonormalización provoca un desgaste articular que le abre camino a una futura artrosis y malformación. Los adictos suelen hacerlo porque les produce liberación y buscan sentir esa sensación de nuevo.
US